¬ŅQu√© es?

La piometra es una enfermedad com√ļn en perras y gatas no esterilizadas que puede ser fatal si no se trata adecuadamente. Se caracteriza por la acumulaci√≥n de pus en el √ļtero, que puede causar una serie de complicaciones graves en el animal.

La piometra es causada por una infecci√≥n bacteriana en el √ļtero. Esta infecci√≥n puede ocurrir debido a varios factores, incluyendo la edad, la gen√©tica y el uso de tratamientos hormonales. Por regla general, se desarrolla despu√©s del celo. El aumento de la progesterona, la disminuci√≥n de las contracciones del √ļtero y los cambios que ocurren en el tejido endometrial, hacen que ciertas bacterias oportunistas se instalen dentro del √ļtero.

La edad es uno de los principales factores de riesgo para la piometra, en general afecta a mascotas de m√°s de 6 a√Īos. Las perras y gatas que han pasado por varios ciclos de celo sin ser esterilizadas son m√°s propensas a desarrollar esta enfermedad.

Otros factores que pueden aumentar el riesgo de piometra incluyen enfermedades previas, como la diabetes y el hipotiroidismo, así como una disminución en la función del sistema inmunológico debido a la edad o enfermedades crónicas.

Signos clínicos

Los signos cl√≠nicos de piometra pueden variar seg√ļn la fase en la que se encuentre la enfermedad y la severidad de la infecci√≥n.

En la fase inicial, es posible que los signos clínicos de piometra no sean muy evidentes, y puede pasar desapercibida. Sin embargo, a medida que la infección se desarrolla, los signos clínicos se hacen más evidentes y pueden incluir:

 

  1. Descarga vaginal anormal: Una de las se√Īales m√°s evidentes de la piometra es la presencia de una descarga vaginal anormal. Puede ser de color amarillo, verdoso o marr√≥n y tener un olor f√©tido y desagradable
  2. Poliuria/polidipsia (aumento de la sed y la micción)
  3. Letargo y debilidad
  4. Falta de apetito
  5. Fiebre
  6. Dolor abdominal
  7. Lamido excesivo del √°rea genital
  8. Vómitos y diarrea con menos frecuencia

 

Hay casos en los que el cuello del √ļtero permanece cerrado y no hay evidencia de descarga vaginal, las secreciones se acumulan en el √ļtero. Esto puede dar lugar a un cuadro mucho m√°s grave.

En casos graves, la piometra puede llevar a complicaciones como sepsis y shock séptico. En estos casos, la mascota puede mostrar signos clínicos graves, como desorientación, pérdida de conciencia y dificultad para respirar.

Los signos cl√≠nicos de piometra en perras y gatas pueden variar seg√ļn la fase de la enfermedad y la severidad de la infecci√≥n. Si su mascota muestra alguno de los signos mencionados anteriormente, es importante buscar atenci√≥n veterinaria inmediata para prevenir complicaciones graves.

Diagnóstico

El diagnóstico de la piometra en perras y gatas es crucial para el tratamiento y la recuperación de la mascota.

  1. Historia clínica: Es importante obtener una historia clínica detallada de la mascota. Se prestará especial atención a los síntomas observado por el propietario, la edad y la regularidad de los ciclos de celo.
  2. Examen físico: Se revisará la temperatura, la frecuencia cardíaca, el estado de hidratación, si presenta dolor abdominal y otros signos vitales de la mascota. También se examinará el área genital para buscar signos de descarga vaginal anormal.
  3. Analítica de sangre: Podemos encontrar aumento de glóbulos blancos asociado a la infección/inflamación y parámetros renales aumentados. Además, es importante para conocer el estado del paciente de cara a plantear una cirugía como tratamiento.
  4. Pruebas de imagen: Las radiograf√≠as y la ecograf√≠a son √ļtiles para evaluar el tama√Īo del √ļtero y la presencia de contenido l√≠quido en el mismo. En algunos casos, se pueden detectar otras anomal√≠as como una torsi√≥n uterina, que requiere un tratamiento de urgencia.

Tratamiento

El tratamiento de la piometra en perras y gatas depende de la gravedad de la infección, la edad y la salud general de la mascota. En casos avanzados, ante el riesgo de desarrollar shock séptico, se requiere una rápida intervención.

En la mayor√≠a de las mascotas, despu√©s de una estabilizaci√≥n adecuada, la ovariohisterectom√≠a (esterilizaci√≥n) es el tratamiento de elecci√≥n. Este procedimiento quir√ļrgico consiste en la extirpaci√≥n del √ļtero y los ovarios. La cirug√≠a se realiza bajo anestesia general y, aunque es una cirug√≠a mayor, es una opci√≥n segura y efectiva para tratar la piometra y prevenir su recurrencia.

En algunos casos muy concretos, se puede optar por un tratamiento médico. Sin embargo, este tratamiento tiene una tasa de éxito limitada y los animales son susceptibles de desarrollar piometra de nuevo.

Si su mascota presenta signos de piometra, es importante buscar atención veterinaria inmediata para prevenir complicaciones graves.