¬ŅQu√© es la enfermedad del ‚ÄúMoquillo canino‚ÄĚ?

 

Enfermedad sistémica grave causada por un Morbillivirus. Ataca a las células cerebrales y cutáneas, el tracto gastrointestinal, además del tejido conjuntivo, y las mucosas de las vías respiratorias. Puede afectar a todos los perros, pero el moquillo en cachorros es el más frecuente.

¬ŅC√≥mo se transmite?

Se transmite por el aire y el contacto con
fluidos corporales infectados que pueden
estar presentes en el agua y la comida. Con
el contacto directo entre animales, o por el
contacto con la secreción infectante
(conjuntivales, nasales o vaginales). Este
virus incuba de 14 a 18 días, aunque ya
pueden presentarse fiebre entre los 3 y 6 días.

Signos clínicos y estapas

El cuadro clínico es variable:

  • Signos¬†¬†¬†¬†¬†¬† generales¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬† (fiebre, anorexia, decaimiento)
  • Oculares (conjuntivitis y uveitis)
  • ¬†Respiratorios (descarga nasal purulenta, tos, dificultad respiratoria, neumon√≠a)
  • Digestivos (v√≥mitos, diarrea)
  • ¬†Cut√°neos (p√ļstulas, hiperqueratosis plantar)
  • ¬†Neurol√≥gicos (inclinaci√≥n de la cabeza, nistagmo (movimiento ocular involuntario), movimientos masticatorios involuntarios, marcha en c√≠rculos, convulsiones, par√°lisis).

Etapas:
Etapa 1: Se produce una fiebre, la cual en su pico puede superar los 39¬ļC. Adem√°s, el peque sufrir√° de inapetencia, apat√≠a y secreciones acuosas en ojos y nariz.

Etapa 2: Las secreciones se volverán amarillentas, espesas y pegajosas. Además, el perro comenzará a sufrir de tos seca, vómitos y diarrea, y en la barriga le pueden aparecer ampollas con pus.

Etapa 3: En este período puede que el peque presente mejora, seguida por una posible recaída en la que surgirán complicaciones respiratorias y gastrointestinales

Etapa 4: El peque presenta accesos de babeo y movimientos de mandíbula involuntarios, así como convulsiones. Todo ello es debido a la encefalitis, es decir la inflamación del cerebro usualmente causada por infección.

Los síntomas del moquillo canino no siempre serán evidentes, así que si sospechas que el tuyo lo padece, acude de inmediato a un veterinario.

Diagnóstico, tratamiento y prevención

Para el diagnostico: se realiza una PCR de
secreciones infectantes.

El tratamiento: Lamentablemente no existe
tratamiento definitivo, lo que su veterinario va
a poder hacer es brindar tratamiento de
soporte sintomático frente a los signos clínicos
detectados.

De ahí la importancia de la prevención. Siempre
debes vacunar a tu peque desde cachorro,
siguiendo todas las instrucciones del veterinario.